Principios Fundamentales de Líderes en Potencia ®

Paola
Paola Martínez Suárez

Los principios fundamentales de líderes en potencia.

LP Paola Sofìa Martínez Suárez
¿Nos hemos preguntado bajo qué nos regimos para hacer nuestra toma de decisiones día con día? La manera que tenemos de proceder ante nuestras situaciones diarias se rige por nuestros referentes, experiencias previas. Pero aún más importante, está determinado por nuestros valores y principios. Por ello es que éstos últimos resultan de suma importancia al momento de vivir dentro de una sociedad, pues si no tenemos las bases sólidas el resto de nuestra estructura se derrumbará.

Hay una frase de Mahatma Gandhi que en lo personal me parece muy cierta y es:
“…mantén tus pensamientos positivos porque tus pensamientos se convierten en tus palabras. Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tus acciones. Mantén tus acciones positivas porque tus acciones se convierten en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en tus valores. Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino…”.

Tuve la oportunidad de realizar un debate en un grupo de Artes y Humanidades de la UNAM en el cual hablamos de por qué los principios de Congruencia, Integridad y Liderazgo eran fundamentales para que existiera un cambio social de raíz. Concluimos que:

LA CONGRUENCIA es una concordancia entre lo que dices, piensas y haces.
Así mismo, la incongruencia ocasiona una pérdida de confianza de los seres que nos rodean y un sinsentido personal, nos guía a la falta de ética de carácter, sin congruencia nos vemos estancados en no poder lograr nuestros objetivos puesto que nos enfrentaremos a obstáculos personales contraponiendo ideas y acciones. Así que si nuestras palabras, pensamientos y acciones se contradicen, al presenciar conflictos externos no tendremos la habilidad de resolverlos.
La Congruencia nos lleva a tomar decisiones asertivas y sentirnos seguros con estas, al igual que es más sencillo realizar las metas alcanzables que nos planteemos. El ser congruentes nos hace darnos cuenta de que somos merecedores de la cosecha que obtenemos a base de nuestro esfuerzo y que nuestro alrededor presencie y sea parte del éxito personal para que después de haber una congruencia propia de paso a una congruencia colectiva.

LA INTEGRIDAD es llegar a ser honesto contigo mismo y con tu entorno. ‘‘La integridad es escoger tus pensamientos y acciones basado en valores en lugar de convicción propia’’.
Para lograr una integridad es necesario reflexionar sobre nuestras conductas diarias y hacer juicios de valor sobre qué es lo que no nos permite avanzar hacia un ser integro. Nuestro profesor de Historia de las Doctrinas Filosóficas; Rosales Victorico, nos comentaba que somos capaces de resolver todos y cada uno de los problemas que se nos presentan si les tomáramos el tiempo y la importancia debida. La integridad es el arma para atacar a fondo las injusticias y comenzar a crear un mejor orden social.
“La cualidad suprema del liderazgo es la integridad incuestionable. Sin eso, no hay éxito posible, no importa si es en una pandilla, en un campo de fútbol, en la armada o en una oficina.” –Dwight D. Eisenhower.

EL LIDERAZGO es la capacidad de tener autogestión y así, poder guiar a un grupo de personas a una meta en específico. A veces llegamos a necesitar de alguien para que nos motive, para que el trabajo individual y en equipo sea más sencillo o llevadero. En la realización de actividades las personas siempre van a ser indispensables, es por ello que debemos de tener una sana convivencia y avanzar de modo en el que todos salgan beneficiados, no siguiendo la metodología de los cangrejos para intentar huir de una cubeta. Cambiemos la rivalidad por el trabajo en equipo con liderazgo y crezcamos como personas a través de esas buenas acciones y decisiones.
Quizá el tener una sociedad congruente, íntegra y con liderazgo llega a sonar muy utópico si nos falta la motivación para poder basar en eso nuestra vida y lidiar con las barreras que se nos presentan al tener un sistema falto de éstos mismos principios.
Pero, teniendo fuerza de voluntad y aplicando estos tres principios en nuestra vida cotidiana nos será sencillo transmitirlo a través de la educación y las interacciones sociales; esto dará pie a cambiar el círculo vicioso formado por incongruencia, hipocresía y falta de liderazgo, y que las generaciones próximas no deban de sentirse frustradas al tener que dejar de lado sus principios y valores para acoplarse a la sociedad. Luchemos por un cambio, luchemos por dejar huella, un mundo mejor. Todo, a través de estructurar nuestras bases con congruencia, integridad y liderazgo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s