El proceso del Liderazgo.

Por LP Paola Sofía Suárez Martínez

El implementar el Liderazgo en nuestra vida se trata de un trabajo constante en el que debemos dar lo mejor de nosotros mismos diariamente para que llegue a ser efectivo y logremos ver los resultados de nuestro trabajo, es decir, una mejora en nuestro entorno, incluyendo a las personas con las que nos dirigimos y relacionamos.

Teniendo esto en cuenta, podemos deducir que el proceso de Liderazgo es arduo y desafiante. Es por ello que debemos ser precisos sobre la metodología que usaremos al momento de liderar.
El trabajar en equipo, ser guiada y a su vez guiar me ha enseñado a través de la experiencia cuáles son los factores que son favorables y los que son perjudiciales para que el liderazgo rinda frutos.

Dentro del proceso del liderazgo los factores claves para tener buenos resultados son:

-Compromiso.
-Confianza.
-Comunicación asertiva.
-Honestidad.
-Metas.
-Estrategias.
-Retroalimentación constante.
-Resolución de problemas.
-Control de las emociones.
-Mejora continua.

En la vida cotidiana estamos constantemente creando compromisos que al ser líder es nuestra responsabilidad cumplir y así, generar confianza. De esta forma también nos percatamos de las personas en las que podemos depositar nuestra confianza por ser congruentes y cumplir con sus compromisos.

Para poder reforzar la confianza que tenemos con una persona, en este caso un colaborador, es necesario tener una comunicación asertiva y hablar con honestidad para que sea posible empatizar, comprender, analizar y solucionar cualquier conflicto; de otro modo podemos llegar a malos entendidos y con ello, al caos.

Para alcanzar una meta en equipo debemos tener cubiertos los aspectos anteriormente mencionados para comenzar a plantearnos un objetivo y estructurar cómo es que llegaremos a lo propuesto.

En esta etapa los lazos personales que tenemos con nuestro equipo se han fortalecido y por ello seguir siendo digno de confianza se vuelve de suma importancia al igual que estar al pendiente del avance individual y colectivo del proyecto, resolver dudas y en dado caso proponer alternativas sin desviarnos de la meta.

El camino llegará a ser difícil, habrá imprevistos, pueden haber fallas o incluso discusiones que llevarán de la mano mucho estrés y fuertes emociones. Es nuestro deber como líder tener el dominio de la situación y de nuestras emociones para continuar motivando a nuestros compañeros, encaminar el proyecto, hacer que florezca y no dejar que se caiga.

Con dedicación, esfuerzo y un trabajo en equipo bien logrado llegaremos a la meta que tenemos propuesta, misma que será el inicio de muchas más. Llenándonos de sabiduría para emprender las siguientes con una visión más amplia debido a nuestras experiencias previas. Con esto todo el equipo se ayudará a crecer de manera personal y profesionalmente, estaremos infinitamente agradecidos por haber tenido la iniciativa de emprender el plan de acción, trabajar con nuestros compañeros y en ningún momento haber dejado caer la toalla al suelo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s